chata, Vero y GabyLos antecedentes de investigación sobre el yaguareté en la región 
chaqueña argentina se remontan al año 2001, cuando dos biólogos de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) Gabriel Boaglio y Mariana Altrichter realizan por primera vez en el Chaco argentino un relevamiento de distribución del yaguareté mediante entrevistas a pobladores locales. Al año siguiente, la entonces estudiante de biología Verónica Quiroga comienza a muestrear mamíferos medianos y grandes en el Parque Nacional Copo en el marco de un proyecto de investigación de los biólogos Pablo Perovic y Sandra Caziani, de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), colaborando además en la realización de un relevamiento sobre el conflicto entre los jaguares y pumas con los pobladores. Los trabajos de Altrichter, Perovic y colaboradores, permitieron conocer los primeros datos de la especie en la zona.


Al finalizar ambos proyectos, Verónica Quiroga y Gabriel Boaglio deciden presentar una propuesta, en conjunto al Proyecto Elé (de la Dirección de Fauna Silvestre de la Nación, SAyDS – DFS) para analizar por medio de entrevistas la presencia de yaguareté y puma en la zona central del Impenetrable chaqueño, así como los conflictos con el ganado, avistajes, animales cazados, etc.  Así nace, en el año 2004, el “Proyecto Yaguareté y Puma en el Chaco”. Este relevamiento con entrevistas fue acompañado en paralelo con un proyecto apoyado desde la DFS para monitorear yaguareté, puma y otros mamíferos de importancia en la región central del Impenetrable chaqueño, proyecto que duró dos años aproximadamente (2006 y 2007).A partir de ahí, desde el año 2007 y hasta el 2010, ya en el marco de las investigaciones para la tesis doctoral de Verónica Quiroga (coordinadora del Proyecto) se comenzó una serie de muestreos exhaustivos con cámaras trampa en 4 localidades diferentes de la región chaqueña, abarcando sitios en Santiago del Estero, Chaco y Formosa. El objetivo principal de estas investigaciones eran poder estimar la densidad poblacional de la especie en la región.

Equipo recorriendo senderos en Reserva Aborigen - Chaco 2008Los primeros resultados de monitoreo que hizo el “Proyecto Yaguareté Chaco” con cámaras trampa y entrevistas realizadas en gran parte de la región, sirvieron para alertar a la comunidad científicas y a las autoridades del país sobre la grave situación que esta especie enfrenta en la región chaqueña, ya que, en base a estos resultados, se la recategorizó como “en peligro crítico de extinción”.

Durante los últimos 12 años, con ayuda de numerosos voluntarios de distintas provincias, CONICET, CeIBA, Proyecto Yaguareté Misiones, varias ONG’s nacionales  y otros financiadores y socios nacionales e internacionales,  el Proyecto Yaguareté Chaco ha logrado:

-          actualizar y ampliar los datos de distribución  y problemática de conservación de la especie en el territorio chaqueño argentino.

-          estimar un número aproximado de individuos para la región chaqueña.

-          aplicar y evaluar distintos métodos de muestreo (cámaras trampa, huelleros, reflectores nocturnos, parcelas de conteo de heces, recorridos de búsqueda de huellas y otros rastros, etc.) para monitorear la especie en numerosos sitios de la región.

-          identificar sitios prioritarios para relevamientos y/o monitoreos de la especie en chaco argentino.

-          llevar adelante tareas de difusión en diferentes medios locales, nacionales e internacionales, así como en congresos, talleres, reuniones, e incluso en  parajes y escuelas locales, sobre la importancia de la especie y su conservación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn la actualidad, el Proyecto continúa activo con distintas acciones a nivel regional y nacional referidas al manejo y conservación de la especie en la región chaqueña.  Desde el año 2012 y hasta el presente realiza relevamientos con cámaras trampa en el  Parque Nacional El Impenetrable, en la estancia La Fidelidad, que es una de las zonas con alto potencial de presencia de yaguareté en la región y que aún no había sido completamente relevado. Parte de la presencia del Proyecto Yaguareté Chaco en la Fidelidad está relacionada con el asesoramiento científico que el Proyecto brindó a la gestión y creación del  Parque Nacional El Impenetrable, siendo el yaguareté uno de los principales motivos para su creación.

Además, en el año 2015 se comenzó a formar el Grupo de Colaboradores de la región chaqueña y se inició la primera campaña de Educación Ambiental en las escuelas del Gran Chaco.