UNA VEZ MÁS LA SELVA ESTÁ DE LUTO

Otra vez las rutas que atraviesan áreas protegidas en Misiones se transformaron en una trampa mortal para el Yaguareté. El domingo 25 de marzo, en la Ruta Provincial 19 dentro del Parque Provincial Urugua-í, una hembra de yaguareté fue atropellada y muerta por un automovil. La gravedad de este hecho se profundizó aún más cuando constatamos, junto a las demás instituciones que velamos por la conservación de esta especie, que esta hembra estaba preñada de dos cachorros.

Desde el Proyecto Yaguareté creemos que como sociedad debemos actuar de manera urgente. Es indispensable que respetemos y hagamos respetar las normas de tránsito y las velocidades máximas en áreas protegidas. Comenzando con la responsabilidad de cada persona que maneja por estas rutas, y siguiendo por las autoridades que tendrían que realizar acciones para evitar este tipo de situaciones de manera urgente: colocación de controles de velocidad en el ingreso y egreso de las áreas protegidas (con agentes en garitas o radares); colocación de lomas de burros o reductores de velocidad en rutas nacionales y provinciales (y su mantenimiento a lo largo del tiempo), más cartelería al respecto de manera que el conductor sienta y sepa que está transitando por un lugar único al que debe preservar, y campañas de difusión masivas y permanentes sobre estas reglas y sus penalizaciones en caso de no ser cumplidas.
Nuestra tristeza es enorme… la población de yaguaretés misioneros que venía en aumento, hoy se ve reducida no solo en un ejemplar, sino en tres. Para una situación tan delicada como la que vive esta especie, esto es una perdida sumamente grave.
Una vez más la selva está de luto… y sin dudas, depende de todos nosotros como sociedad el poder revertir esta situación.