Los cebos envenenados contra los animales carnívoros se cobran muchas otras víctimas,​ y constituyen un riesgo para la salud humana.
Es posible producir con buenas prácticas, con calidad competitiva y viendo en las especies silvestres indicadores ecológicos o ​la oportunidad de innovar con su uso sostenible.
Además ​se requiere de una pronta ley nacional de trazabilidad, uso y aplicación de agroquímicos en el marco de un proceso participativo.

Compartimos la nota:

Nota por envenenamiento FINAL